El Burgos-BH, de Dani Navarro, competitivo hasta el final en Asturias

Ángel Madrazo volvió a ser protagonista en la escapada, formada por corredores de renombre. Además, Dani Navarro finalizó en 10ª posición la subida al Naranco.

Concluye la Vuelta a Asturias sin el ansiado triunfo, pero con un balance positivo del equipo Burgos BH. La estructura dirigida por Rubén Pérez supo pelear sus opciones y fueron protagonistas en el duro recorrido.

Dani Navarro en el Violeo

En la jornada que puso el broche a la carrera, Ángel Madrazo volvió a meterse en la fuga, como ya hizo en la segunda etapa, y en este caso el corte, de mucho nivel, no dispuso de más de 1:40 de margen sobre el pelotón. Con las diferencias reducidas en El Violeo, este intento quedó sentenciado ya en el descenso, donde Óscar Cabedo y Alex Molenaar sufrieron sendas caídas. En el caso del ciclista holandés, se está sometiendo a control médico para comprobar una posible fractura de clavícula.

Por su parte, Dani Navarro peleó con los mejores en la ascensión final al Naranco, para ascender hasta el top-15 en la prueba de casa y alzarse como mejor asturiano de la carrera. Un buen resultado antes de continuar la próxima semana la competición en la Vuelta al Algarve.

Rubén Pérez: «Cada día se encuentra mejor Dani Navarro. A 9 segundos del top-10 y muy cerca del grupo delantero en la subida del Naranco. Cada vez estamos más adelante las carreras y esto es una gran noticia. La nota negativa han sido las caídas y las posibles consecuencias, en este caso para Cabedo y Molenaar. La carretera era peligrosa en esa bajada del Violeo y hemos tenido muy mala suerte».