Dani Navarro mostró su buen nivel en Burgos

Tras el parón por el Coronavirus, volvió la competición ciclista con la Vuelta a Burgos, donde Navarro fue encontrándose mejor a medida que pasaron las etapas. “Los primeros días me tocó sufrir, pero con el paso de los días me fui encontrando mejor y terminé bien la vuelta”.

Dani Navarro en la Vuelta a Burgos con los los miembros de su peña Mino y Chuso

Dani Navarro fue protagonista en la última jornada de la vuelta a Burgos al estar presente en a escapa del día que se formó en los primeros kilómetros de la etapa reina que llevaría a los corredores hasta las Lagunas de Neila, tras 158 kilómetros y con cuatro puertos en el recorrido.

El asturiano se mostró fuerte, trabajando en la fuga desde el primer momento, pero conocedores de la calidad de los escapados, los equipos poderosos no dejaron que la ventaja fuera la suficiente como para que estos tuvieran la oportunidad de luchar por la victoria y fueron alcanzados por el pelotón cuando solo faltaban 12 kilómetros para la meta, justo cuando empezaba la subida al último puerto.

Una vez finalizada esta primera prueba, Navarro reflexiona sobre la vuelta a la competición: “Al final es como empezar una temporada de nuevo, como si hubiera sido un periodo invernal de tres o cuatro meses sin carreras”. Dice.

El gijonés es un corredor veterano, que con 37 años lleva ya 16 temporadas en profesionales, lo que le da experiencia para trabajar y saber superar las dificultades.

“El ritmo de competición se coge corriendo. Puedes entrenar mucho, pero cuando vuelves a la competición después de tiempo sin correr se nota, sobre todo en la velocidad”, explica Dani, que reconoce haber pasado por dificultades en las primeras etapas; “Fue muy difícil el regreso a la competición, sobre todo para mí ya con mi edad, ya que el ritmo de competición no es como el que llevas entrenando y me costó mucho. Tengo que reconocer que el primer día, encima con viento, no iba muy bien, pero día a día fui mejorando y acabé con muy buen sabor de boca”.

Navarro ve de forma muy positiva que se haya podido disputar la Vuelta a Burgos. “Significa que ya hay ciclismo de carretera y el nivel que había era mucho mas alto que otros años. Todo el mundo quería correr y esta era la prueba que abría el calendario en Europa. Fue una carrera muy bonita, se fue muy rápido y todo salió como se esperaba”.

Las restricciones impuestas y los nuevos protocolos se hicieron visibles, pero los aficionados no defraudaron. “El público fue igual, con mascarilla. En las salidas y llegadas, aunque había gente no se acercaban tanto como otras veces, mantenían la distancia y todos llevaban mascarilla. El último día en las Lagunas de Neila había muchos aficionados en la subida”. Nos cuenta Navarro.

Cambios en el calendario

El equipo Israel Cycling le ha preparado un calendario que irá enfocado al Giro de Italia, por lo que Dani Navarro no disputará finalmente el Criterium Dauphiné y el Tour de Francia como tenía previsto en un principio. El asturiano disputará el Giro de Piamonte, que se correrá el próximo día 12, y el de Lombardía el 15, como preparación para el Giro de Italia que se disputará del 3 al 25 de octubre.