Dani Navarro llega a Asturias tras disputar el Tour

El ciclista asturiano Dani Navarro, clasificado en la novena posición del Tour de Francia, llegó este mediodía al aeropuerto de Asturias donde fue recibido por miembros de su peña de seguidores con sede en Mieres. También le esperaban, Iván García Cortina, campeón de España de la categoría juvenil y Chechu Rubiera, pasado presente y futuro del ciclismo de nuestra región, que tienen en común su paso por la escuela de ciclismo Las Mestas, donde los tres, iniciaron su practica en este deporte.

El corredor de Cofidis se mostraba muy satisfecho por haber conseguido el noveno puesto en el Tour: “Algo impensable después de los primeros doce primeros días, porque estaba a casi a veinticinco minutos en la general, con la espalda entera morada y heridas por todo el cuerpo”.

En las primeras etapas de Pirineos, Dani se encontraba tan mal que incluso pensó que se vería obligado a abandonar: “El primer día de Pirineos no podía ni con el alma y pensé que tendría que irme del Tour. El nivel que tenía en ese momento no se parecía nada al que había tenido en el Dauphiné”. Dice el gijonés.

Al ir pasando los días, Navarro se fue encontrando mejor y con la llegada de los Alpes fue protagonista en varias escapadas, lo que le hizo mejorar posiciones en la clasificación general. Pero le queda clavada la espina de no haber conseguido una victoria de etapa: “El día que hice quinto me equivoqué arrancando tan pronto, ataqué el primero y dos veces y al final Rui Costa fue el más listo y nos ventiló la etapa”.

Hacer noveno en la clasificación del Tour no es algo que esté al alcance de todo el mundo, pero Dani piensa que de no haber sido por las caídas habría ocupado una mejor posición: “Excepto en tres o cuatro etapas no he demostrado lo que podía, no estaba al nivel que yo quería y de no ser por las caídas podría haber hecho sexto o séptimo”.

Ahora pasará esta semana de descanso en casa y decidirá con el equipo si correrá la Vuelta a España: “De momento no sé lo que voy a hacer, necesito descansar, ha sido un Tour muy duro sobre todo de cabeza y no estoy seguro de si voy a ir a la Vuelta, no lo descarto, pero no hay nada seguro”. Finaliza el gijonés de Cofidis.

Dani Navarro, noveno en el Tour del centenario

Navarro: «estuve a punto de irme para casa de lo mal que estaba»

Dani Navarro ocupa la novena posición en la clasificación general del Tour, que finaliza mañana en París. El asturiano se muestra muy satisfecho con lo que ha conseguido: “Estoy muy contento, hoy me he defendido bastante bien, sabía que iba a ser un día duro y he estado todo el día adelante, al final he hecho entre los veinte primeros de la etapa y aunque he perdido un puesto en la general hay que estar muy, pero que muy satisfecho”.

Al ver el buen momento de forma por el que atravesaba en el Critérium Dauphiné, donde fue quinto, el equipo Cofidis le pidió que se centrara en la general del Tour: “El objetivo era muy difícil, hacer entre los diez primeros en el Tour no es nada fácil y más después de tantas caídas”.

La primera semana de de la ronda gala fue muy complicada para Navarro, hasta en tres ocasiones se fue al suelo y las cosas no acababan de salir bien: “Tuve días de encontrarme muy mal, sobre todo en Pirineos con tantos dolores. Hubo un día que estuve como para irme para casa de lo mal que estaba física y anímicamente”. Nos confiesa el gijonés.

Con la llegada de las etapas alpinas, Navarro empieza a encontrarse mejor y consigue meterse en varias escapadas buscando una victoria de etapa, que aunque no llega, le hace adelantar posiciones en la general y volver a pensar en el top-10. “El haber tirado para adelante y conseguir este resultado es una buena recompensa y en el equipo están muy contentos con ello”. Finaliza Dani, orgulloso de terminar la carrera más importante del mundo en tan destacada posición.

Foto: © Presse Sports Tour de Francia

Dani Navarro: “El objetivo es una victoria de etapa»

A punto de comenzar la tercera semana del Tour del centenario, Dani Navarro se prepara en la jornada de descanso de hoy para todo lo que queda por venir, que aún es mucho, antes de llegar a París el próximo domingo.

El asturiano de Cofidis salió por la mañana en bicicleta y por la tarde, tras la siesta, un buen masaje para afrontar lo que queda de carrera en  la mejor condición.

Tras el masaje un ratito de relax que aprovechamos para conversar con él. Dani nos confiesa sus intenciones:“Quedan etapas muy buenas para mí. A ver si tenemos la suerte de meternos en una escapada y nos lucimos un día”.

La primera semana estuvo marcada por las caídas, hasta en tres ocasiones se dio con los huesos en el suelo: “Las caídas han influido mucho en mi rendimiento”. Comenta el líder de Cofidis.

En el Tour no hay etapas de transición y el desgaste se hace evidente a medida que pasan los días. “El día del viento se fue muy rápido estuve atento y me metí adelante, pero estuve solo y gasté mucho. Creo que no me recuperé bien de tanto esfuerzo”.

Navarro había marcado la etapa del Mont Ventoux, pero la pelea de los hombres fuertes de la general, marcó la jornada: “Se fue muy rápido en toda la etapa. Me quedé a falta de diez kilómetros y no podía con el alma. Regulé y llegué en un grupo a algo más de ocho minutos en el puesto 35, tampoco fue tan mal. No conocía el puerto y es durísimo llegué mareado y todo”. Nos confiesa el asturiano.

Mañana comienza la semana decisiva y Dani Navarro y el equipo lo tienen claro: “El objetivo es una victoria de etapa, la general está muy lejos, pero aún quedan días buenos para mí y voy a intentar coger una escapada, tengo confianza en que puedo ganar una etapa, que es lo que más ilusión me hace”. Concluye el gijonés de Cofidis.

Dani Navarro en el día de descanso del Tour

Tras la primera semana del Tour, llegó la esperada jornada de descanso. Los primeros días siempre están marcados por las caídas, los corredores intentan estar siempre en las primeras posiciones del pelotón, la tensión es muy alta y las montoneras son muy habituales.

Dani Navarro lo ha sufrido en sus propias carnes, se ha visto involucrado en varias caídas y con el cuerpo maltrecho le ha tocado sufrir de lo lindo en las primeras etapas de montaña: “Me caí el primer día, me volví a caer el jueves y estoy tocado”.

El sábado era el primer contacto con la alta montaña en los Pirineos. En la etapa que finalizaba en Aix 3 Domainex, Navarro perdió contacto con el grupo de los corredores importantes en el Col de Pailhéres, de categoría especial: “No podía, no podía sufrir, no podía ir más rápido de lo que iba. Estaba muy retenido de líquidos por los golpes, tenía toda la espalda morada y muchísimo dolor”.

Al día siguiente una etapa con cinco puertos, cuatro de ellos de primera, en la que el asturiano entró en novena posición acompañando al líder. Pero no fue nada fácil, ya que nada más darse el banderazo de salida comienzan los ataques, se impone una velocidad altísima y el corredor de Cofidis se queda en el primer puerto junto a Richie Porte, segundo de la general y varios corredores del equipo Sky. Dani nos relata cómo lo vivió: “Fue el peor día de lo que llevamos de Tour, se fue muy rápido. Al principio iba muy bloqueado, de no estar bien, de estar hinchado, pero luego me fui encontrando mejor. Me quedé en el primer puerto, pero en el Peyresurde volví a entrar en el grupo del líder y ya me fui encontrando mejor. Al final estoy contento por haber estado adelante”.

Navarro, ahora piensa en recuperarse del todo para afrontar lo que queda de Tour en las mejores condiciones: “Todavía no estoy al cien por cien, pero con el descanso de hoy y estos días menos complicados espero recuperarme del todo”.

Esta semana, varias etapas para los sprinters y entre medias una crono, pero Dani ya piensa en los Alpes: “Ahora a esperar a que llegue el Mont Ventoux y luego la última semana que es increíblemente dura”.

En cuanto a sus aspiraciones, aun no descarta nada: “El sábado perdí diez minutos, estoy lejos en la general, pero ayer fallaron muchos corredores de los que estaban delante y aun queda mucho Tour, pueden cambiar muchas cosas. Va a haber muchas diferencias en este Tour, como estamos viendo. El equipo del líder no está tan fuerte como se pensaba y ahora el mejor es el Movistar y se la pueden liar”. Concluye el asturiano de Cofidis.

Foto: Jean Pierre

Dani Navarro será el líder del Cofidis en el Tour de Francia

El corredor asturiano afronta este Tour de manera muy diferente a todos en los que ha participado hasta ahora. Navarro, que siempre había trabajado a las ordenes de otros líderes, ha cambiado ese rol y este año el equipo francés Cofidis ha puesto en él todas sus expectativas. El asturiano saldrá con los galones de jefe de filas, avalado por los buenos resultados obtenidos en lo que lleva de temporada. El haber conseguido la victoria en la XXXIII edición de la Vuelta a Murcia, además de un décimo puesto en la general de la Vuelta a Andalucía y un duodécimo en la París-Niza, haber estado con los mejores en las etapas de montaña de la Vuelta a Cataluña y el País Vasco y el quinto puesto conseguido en el Criterium Dauphiné, hacen que el conjunto francés deposite en Dani su total confianza.

Tras la disputa de la prueba gala, Navarro se quedó varios días con el equipo en Francia para inspeccionar el recorrido de algunas etapas de la Grande Boucle, del que nos dice: “Conozco las primeras etapas porque las vi y sobre todo la tercera me parece bastante dura y peligrosa. También vimos el recorrido de la crono por equipos donde intentaremos perder el menor tiempo posible”.

Dani Navarro ha aprovechado estos últimos días en Asturias para realizar duros entrenamientos. Concretamente en el concejo de Lena ha realizado varios test, combinando ascensiones en diferentes puertos. Subió en varias ocasiones por El Cordal, Cuchu Puercu y la Cobertoria, finalizándolas todas en el durísimo Gamoniteiru situado a 1.764 metros de altitud, con desniveles que superan en muchos tramos el 14% y cuyas rampas finales están por encima del 17%. Navarro nos lo explica: “Estos días que estuve en casa hice entrenamientos por los puertos de aquí que tienen mucha similitud con los que me voy a encontrar en el Tour”.

El gijonés, que ya tiene las maletas preparadas para viajar al país vecino donde se enfrentará al reto más importante de la temporada, nos dice: “Me marcho el miércoles, voy con bastante confianza después de haberlo hecho bien en la Dauphiné, en el equipo quieren que lo haga lo mejor posible para la clasificación general, esperemos que nos acompañe la suerte y que no haya complicaciones” finaliza el escalador de Cofidis.

//

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies