Dani Navarro de regreso del Tour

JOSE ENRIQUE CIMA / LA NUEVA ESPAÑA

El gijonés Dani Navarro lamenta que “las dos caídas me dejaron muy tocado”

Los ciclistas asturianos Samuel Sánchez (BMC) y Dani Navarro (Cofidis) llegaron ayer al Aeropuerto de Asturias, a las 15 horas y 13 horas, respectivamente, con la cara y la cruz de sus resultados en el Tour de Francia. El ovetense, 37 años, está “feliz porque acabé decimosegundo y pude ayudar bien a Van Garderen en los Alpes; ademáse ganamos la contra-reloj por equipos, que era la prueba más difícil; se logró vestir el maillot amarillo y se ganaron a nivel individual otras dos etapas. La pena fue la retirada de Van Garderen cuando estaba en el podio porque se hubieran cumplido todos los objetivos”. Mientras que el gijonés Dani Navarro, 32 años, reconocía regresar “moralmente bajo porque tuve dos caídas que me mermaron mucho cuando estaba ilusionado en buscar un triunfo de etapa en los Alpes. Me volví a caer del lado izquierdo donde tenía ya dañada la rodilla y esto me tuvo días con problemas. Aún estoy cojo. Tenía ganas de acabar este Tour para recuperarme bien”.

Ahora los dos corredores piensan en brillar en sus próximos objetivos que son la clásica de San Sebastián y sobre todo la Vuelta a España. Samu tiene claro que “intentaré buscar algún triunfo porque acabé bien el Tour aunque primero hay que recuperarse de los duros esfuerzos. En el BMC están contentos con mi rendimiento en Francia. También saben que será la primera vez que hago Tour y Vuelta y por eso no me exigen nada. Intentaré estar lo más arriba posible y en caso de fallar para la general, entonces buscar un triunfo de etapa”. Navarro considera que “espero en tres días recuperar bien de todos los golpes y quemaduras que tengo por el cuerpo para afrontar con otra mentalidad la clásica de San Sebastián, el sábado, y en especial la Vuelta, que espero que se me dé bien como en la pasada edición. Espero cambiar el año de desgracias que llevo”.

Retomando la actuación en el reciente Tour de Francia, Samuel explica que “después del abandono de Van Garderen esperaba acabar entre los diez primeros de la general, pero el ataque a la desesperada del Movistar para intentar desbancar a Froome y que algunos líderes franceses sacaron tiempo en algunas fugas y se me colaron perjudicó mi objetivo. Los últimos 5 kilómetros de Alpe d’Huez se me hicieron interminables. No obstante para mí fue un Tour de chapeau porque se logró el 75% de los objetivos del equipo y demostré que llevé una buena preparación”. Dani Navarro argumenta por su parte que la segunda caída “me llegó en el peor momento porque rodé muy bien en la primera etapa de los Alpes y esperaba en la tercera o cuarta buscar el triunfo de etapa con el que tanto soñaba. Espero que todo cambie en este final de temporada”.

En cuanto a cómo vió cada uno al otro en la ronda gala, Samu matiza que a Dani las caídas “le lastraron mucho porque te pasas luego varios días muy mermado. Se metió en dos fugas pero había gente muy importante, como Purito Rodríguez, y así brillar y ganar etapas está muy caro. Pero se le debe valorar porque tuvo presencia en carrera cuando estaba sin heridas”. Sin embargo a Dani no le extrañó la “buena actuación de Samuel porque nos entrenamos juntos en Sierra Nevada y ya le vi muy bien. Hizo una gran carrera. Fue una pena que no acabara entre los diez mejores porque se lo merecía”.

Por lo que se refiere al emocionante final del Tour entre Froome y Quintana, Samu argumenta que “esta carrera la gana siempre el mejor, que en este caso fue el británico y su equipo, aunque no el más fuerte como fue en los últimos días el colombiano”. Y Dani Navarro señala que “viendo cómo rodó Froome en el Dauphiné y la preparación que llevaba siempre fue mi favorito. Es verdad que al final aventajó a Nairo en 1-12, pero creo que Froome reguló bien en Alpe d’Huez”.

Los apuros del líder. Ayer a última hora de la tarde regresaba al Principado el masajista del Sky Cristian Alonso, tras celebrar en París la fiesta del triunfo en el Tour. El de Colunga reconoce que “hasta los Alpes el equipo y Froome dominaron mucho la carrera y es justo que se llevara su segundo Tour. Cuando Nairo le sacó en La Toussuire 30 segundos a Froome hubo algo de nervios. Y también cuando faltando 5 kilómetros en Alpe d’Huez perdía Froome 1 minuto sobre el colombiano, pero el equipo le defendió bien”.

Texto y fotos: JOSE ENRIQUE CIMA / LA NUEVA ESPAÑA