VICTORIA EN LA VUELTA

Tour of Spain - Stage 13Dani Navarro remata en Cabárceno el trabajo de toda una carrera: “Seguí el consejo del que fue mi director en aficionados en el Wurth , el cántabro Juan González”

A la 1 en punto de la tarde arrancaban los mismos 190 protagonistas que finalizaron la etapa de Logroño. Casi desde el inicio, en el km 3, se formaba un fuga numerosa con catorce corredores. Más tarde tres de ellos perdían contacto quedando así un grupo de once ciclistas.

Europcar trató sin éxito abortar la fuga por lo que la ventaja fue creciendo bajo el único control de Orica-GreenEdge, pensando en el posible triunfo de Michael Matthews. Los australianos manejaron siempre una renta alrededor de los 3 minutos, con la carrera circulando por encima de los 40 km/h.

En la subida al Alto del Caracol (2ª) la fuga se rompía con los cinco más fuertes atacando en busca del triunfo: Luis León Sánchez, Damien Gaudin, Danilo Wyss, Damiano Cunego y Alexey Lutsenko. El kazajo era el último en ser cazado, a 7 km del final merced al trabajo de FDJ.fr.

En las primeras rampas de Cabárceno, saltaba con fuerza Dani Navarro (Cofidis) en respuesta a un movimiento de Gianluca Brambilla (OPQS). El asturiano mantuvo una renta suficiente para imponerse en su primera etapa en una Gran Vuelta por delante de Dani Moreno (Katusha) y Wilco Kelderman (Belkin). Contador vestirá el rojo un día más.

Dani Navarro: “Hice bien cambiando de rol”

¿Acaba esta victoria con tu racha de lesiones y mala suerte?

Totalmente. La verdad es que trabajé duro desde finales de octubre para alcanzar lo que he conseguido hoy. El año pasado, mi temporada terminó con una caída tonta en Burgos [a principios de agosto]. Este año empecé bien con un octavo en Vuelta a Andalucía. Me sentía preparado para el Tour de Francia, ya que acabé noveno en Dauphiné pero en el Tour lo pasé mal con la lluvia y el frío, también estaba nervioso por la presión y por mi cumpleaños, cuando llegó el calor me fui a casa. Mentalmente, fue muy duro estar en casa durante el Tour. Vine a reconocer varias etapas de la Vuelta. A pesar de los pocos días de competición, vine a la Vuelta con el reto de ganar una etapa.

Ganaste una etapa en Dauphiné (2010) ¿pero es esta la mejor victoria de tu carrera?

Sí, seguro. El nivel de esta Vuelta es el más alto de la historia. Estoy orgulloso de haber ganado una etapa ya, aunque ante todo tenía en mente las tres etapas de Asturias [su región], pero mi deseo de ganar se mantiene intacto. Puede pasar cualquier cosa en los próximos días. Sería un regalo. Como profesionales, no tenemos muchas oportunidades. Debemos sacar lo máximo de las que aparezcan. Ahora soy 12º en la general, sería fantástico acabar en el top 10.

¿Por estas cosas cambiaste tu rol de gregario a líder en Cofidis?

Sí, era la idea. He trabajado para líderes como Heras, Vinokourov, Kloden, Beloki, Contador… [no menciona a Lance Armstrong porque aunque fue compañero suyo en 2009 nunca compartió carreras ]. Ya era un poco mayor cuando decidí que no quería ser un gregario por siempre. He hecho bien cambiando mi rol para apuntar nuevas metas y tener diferentes ilusiones.

Eras conocido sobre todo por ser un gran amigo de Contador. Sin embargo, él te siguió durante un ataque en la subida a Aralar. ¿Has hablado con él de aquello?

Sí lo hicimos. Quería ganar la etapa y él quería descolgar a Chris Froome. Estaba decepcionado cuando le vi venir pero corremos para diferentes equipos y cada uno persigue sus objetivos.

Prensa Vuelta a España