Dani Navarro peleará por una etapa esta semana

dani-tour1Las caídas en las carreras de la primera parte de la temporada con fracturas de costillas en una y rotura de escápula en otra, marcaron la preparación de Dani Navarro en esta temporada. Pero el asturiano lejos de amedrentarse trabajó duro para recuperarse y llegar en la mejor forma posible a la salida de este Tour que, en las primeras jornadas ya presagiaba que no iba a ser fácil, ni para él ni para el equipo. En la quinta etapa, una caída de varios corredores del Cofidis, provocó el abandono de Nacer Bouhanni, líder del equipo y la gran esperanza francesa para los sprints. Por suerte Navarro pudo volver a montar en la bici, pero llegó a la meta con la cadera izquierda en carne viva y con dolores por todo el cuerpo, lo que mermó mucho sus fuerzas e hizo que en las jornadas posteriores no rindiera al nivel esperado.

El pundonor y las ganas de este bravo corredor hicieron que, a pesar de no estar en su mejor momento, no se rindiera y ya vimos como nada más llegar la montaña aparecía su nombre entre los que buscaban las escapadas, consiguiendo en varias jornadas llegar hasta cerca de la meta con el grupo de cabeza.

El gijonés confesó ayer al diario EL COMERCIO que «tengo muy buenas sensaciones y me encuentro cada día mejor pensando en este triunfo que quiero conseguir».

Tras el segundo día de descanso, Navarro tiene puestos sus ojos esta semana en dos etapas en los Alpes de cara a conseguir un soñado triunfo que se ha marcado como objetivo. «La del jueves tiene siete puertos de montaña y casi al final está el Col du Glandon, de categoría especial, que será el punto clave para intentar la victoria, aunque luego en Montvernier, a poco de la meta, se hará la selección de la carrera», explicó el ciclista gijonés del Cofidis. Asimismo, advierte de que «el viernes también tendré una buena ocasión en una etapa durísima que concluye en Le Corbier, un puerto de primera categoría, aunque antes habrá que subir el Col de la Croix de Fer y el Col de Chaussy».

Sobre la posible remontada de Contador, dice que «ojalá que fuera posible, aunque es mucho tiempo el que tiene Froome, pero Quintana anuncia que atacará en los Alpes y la carrera puede abrirse». Declaraba Navarro desde Gap.