Dani Navarro en el Tour de Francia

Dani Navarro © Roberto Menéndez
Dani Navarro © Roberto Menéndez

Dani Navarro acudirá al que será su sexto Tour con la mente puesta en una victoria de etapa. El gijonés coincidió con Samuel Sánchez en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, después del Criterium del Dauphiné donde remataron su puesta a punto de cara a la Grande Boucle.

Ya en Asturias, a punto de partir hacia Holanda, el líder del Cofidis comentaba: “Creo que llego bastante bien, la ventaja es que no he corrido mucho y tres semanas las puedo pasar de forma aceptable y sin sufrir mucho la última semana ya que llego más fresco”.

Después de una primera parte de la temporada marcada por las caídas, Navarro volvió a brillar en la etapa reina del Dauphiné, lo que le da mucha confianza de cara al Tour. “Voy con muchas ganas, mucha ilusión tras acabar con buen sabor de boca en la Dauphiné”. Dice Dani.

En cuanto a sus opciones de cara a la general donde ya hizo top-10 en 2013, el asturiano se muestra cauto: “Vamos a ir día a día porque en el Tour para mí el problema es la primera semana que es lo peor porque son etapas llanas y con viento y hay incluso una jornada de pavés. La primera semana suele ser de supervivencia, todos están muy fuertes y quieren estar adelante y eso con las carreteras estrechas conlleva a que haya muchas caídas y se provoquen montoneras. Pasar la primera semana sin caerte pues es un logro. En cuanto llegue la primera etapa de montaña y ya se marquen tiempos en la general, pues ya se calman las cosas. Hay que superar esa primera semana y después valorar como estoy en la general y si puedo hacer entre los diez primeros pues bien, pero mi objetivo sobre todo es ganar una etapa”. Confiesa Navarro, que será líder del equipo Cofidis junto al esprínter Nacer Bouhanni que llega magullado al Tour, tras la caída sufrida el pasado domingo en el sprint del Campeonato de Francia de ruta.